Extracciones dentales

Las extracciones dentales son tratamientos que se realizan cuando un diente es irrecuperable desde el punto de vista odontológico (ya sea por caries dental o fracturas o periodontitis, etc.) o su situación en la boca puede ser perjudicial para el resto de la cavidad bucal (por ejemplo, que aumente lo probabilidad de tener caries los dientes adyacentes o que se acentúe la perdida de hueso al tener dientes con bolsas periodontales profundas).

La extracción de los dientes debe ser la última solución que el odontólogo debe dar en la odontología. Antes de la extracción de un diente, el profesional de la salud debe agotar toda la batería de tratamientos que tiene a su disposición para salvar y recuperar el diente afectado. Hay casos y problemas en los que la única solución es la extracción dental (por ejemplo, las fracturas verticales que pueden partir los dientes en dos).