Coronas y Puentes

Una corona o una “funda” es una cubierta situada sobre dientes o muelas que están fracturados o debilitados por diferentes razones y queremos que vuelvan a tener su aspecto natural original y prevenir un deterioro futuro. Normalmente se usan cuando los dientes están rotos, fracturados, tienen empastes muy extensos o han perdido su color original. Ayudan a cubrir las zonas debilitadas después de hacer tratamiento de conductos (endodoncias). Se usan también para tratamientos estéticos en dientes que por diversas razones han perdido su apariencia natural. En pocas palabras las “fundas” son un método estético y conservador que reemplaza el diente sin tener que extraer la pieza dental.

Hay diferentes tipos de coronas y materiales para estas dependiendo de la persona que las valla a usar y la zona de la boca donde se quieran poner. En nuestra clínica recomendaremos el mejor tipo de coronas para los diferentes casos.

Las “fundas” se usan en pacientes para las siguientes situaciones:
•  Dientes rotos o facturados.
•  Cuando se han perdido uno o más dientes.
•  Empastes defectuosos.
•  Proteger a los dientes de fracturas futuras.
•  Sobre implantes dentales para reemplazar dientes.
•  Restaurar dientes después de tratamientos de endodoncia.
•  Mejorar estética en dientes oscuros o con tinciones.

 

Un puente en una prótesis o diente artificial que sirve para reemplazar los dientes en las situaciones donde se han perdido una o varias piezas. El puente se elabora conectando “fundas”. Se colocan fundas a los dos lados del hueco donde falte el/los dientes y esta conectado todo por una estructura que sujeta los dientes falsos. Hay diferentes clases de puentes y también materiales diferentes. Dependiendo el caso se aconsejan unos tipos o otros.

Los “puentes” se utilizan en pacientes para las siguientes situaciones:

•  Mejorar y recuperar la estética natural.
•  Recuperar la habilidad para masticar y hablar correctamente.
•  Distribuir las fuerzas al morder reemplazando los dientes perdidos.
•  Evitar que los dientes que quedan pierdan su posición correcta.
•  Forma duradera de reemplazar dientes perdidos.